Especiales

Carlos Joaquín, entre los gobiernos con mejor calificación: Coparmex

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín destacó en 2018 como uno de los mandatarios estatales con mejores niveles de aceptación por parte de la ciudadanía y de empresarios.

En los indicadores de #DataCoparmex Carlos Joaquín alcanza un porcentaje del 50 al 59 por ciento en “cumplimiento del trabajo para el que fue electo”.

Este indicador se basa en una encuesta aplicada a socios de la Confederación Patronal de la República Mexicana.

En el indicador de Mejores Empleos se destaca también la conducción administrativa de Quintana Roo con un porcentaje de 70 a 79% respecto a la población con un empleo formal y con ingresos suficientes para cubrir la línea de bienestar.

Hasta noviembre de este año se habían generado en Quintana Roo 43 mil 968 empleos formales, un incremento sustancial a los 41 mil 194 registrados en 2017.

Este crecimiento constante ha mantenido a Quintana Roo como el principal generador de empleos en el país. Dicha cifra representa casi el triple del ritmo de crecimiento de empleos a nivel nacional y la meta para 2019 es llegar a 50 mil empleos formales en la entidad.

A todo esto se suma además la disminución en la deuda pública de Quintana Roo, que fue duplicada durante los últimos dos sexenios, bajando de 7.5% del PIB en 2017 a 6.8% en 2018, con la meta de reducirla a un 5.7% del PIB en 2019.

En la calificación a gobernadores que elabora cada año y que difunde en diciembre la agencia SDP con respaldo del Instituto Mexicano de Opinión, Carlos Joaquín ocupa el cuarto lugar entre los 10 gobernadores que mejores resultados obtuvieron en 2018.

“El mandatario de Quintana Roo ha logrado mantener, a pesar de las adversidades naturales y de la inseguridad y la corrupción que le dejaron sus antecesores, buenas cuentas en materia turística y ha emprendido acciones de transparencia en el ejercicio de los recursos públicos, así como importantes acciones en favor de la seguridad pública que le dan un considerable grado de aceptación por parte de los habitantes de su entidad”, refiere el citado estudio.

Esta encuesta se basa en la medición del nivel de aceptación del mandatario ante sus gobernados, de las acciones positivas realizadas en el año que fueron consignadas como tales en los medios de comunicación locales y nacionales, considerando los reactivos seguridad pública, nivel de inversión y atención a los más necesitados, y en la medición de las acciones de política-política que le hayan significado al mandatario comentarios positivos en los medios y así mismo se convirtieron en elementos auxiliares de gobernabilidad en sus respectivas entidades.

Comenta este artículo

comentarios

Lo más visto

To Top