Derechos Humanos

Clausuran simbólicamente la FGE

En el marco del Día Internacional para erradicar la violencia contra las Mujeres, integrantes del colectivo Marea Verde Quintana Roo clausuraron simbólicamente las oficinas de la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo acusando negligencia y omisión en contra de las víctimas de violencia.

Frente a las oficinas de la Fiscalía General en donde colocaron zapatos rojos en memoria de las víctimas de feminicidio y desparecidas dieron lectura al siguiente pronunciamiento:

Para no olvidar, por todas las que el día de hoy ya no pueden estar junto a nosotras, por ellas, también marchamos el día de hoy, con un grito de JUSTICIA que no acabará hasta que cada crimen sea juzgado y cada violación y abuso erradicado. Marchamos porque decimos ¡Ya basta de violencia contra nuestros cuerpos, contra nuestras vidas! Ni una mujer quintanarroense menos.
Todas tomamos y tomaremos las calles y no nos callaremos, hasta que la justicia sea nuestra.

Este 25 de noviembre, exigimos:

• Espacios públicos libres de riesgos. Que no existan espacios abandonados, en especial parques, callejones, avenidas y áreas verdes, exigimos que estos, que son los sitios donde más frecuentemente nos atacan sean vigilados y estén iluminados.

• Políticas públicas y programas que identifiquen y erradiquen la violencia al interior de las familias, ya que los registros oficiales indican que muchos de los asesinatos contra mujeres son ejecutados en el núcleo familiar, la mayoría por la pareja sentimental de la víctima, un pariente o persona cercana a la víctima.

• Un trabajo constante con los hombres. Que ellos se hagan cargo de sus violencias y que las autoridades no sean cómplices de ésta.

• Que las instituciones encargadas de garantizar la seguridad y bienestar de nuestro estado sean firmes con las empresas turísticas y funcionarios corruptos y no permitan que sean cómplices en la explotación sexual de niñas, niños y mujeres.

• Que no nos tomen por objeto sexual sin importar el trabajo que tengamos. Si somos meseras, scorts, bartenders, bailarinas, trabajadoras sexuales, o hagamos lo que nos dé la gana, tenemos el derecho de vivirlo en libertad. Merecemos ejercerlo.

• Que se garantice el derecho de las mujeres víctimas de violencia a recibir atención especializada que les permita recuperarse y acceder a la justicia, las instituciones se encuentran rebasadas por la cantidad de casos y la atención a las víctimas no es inmediata, lo que permite que la violencia escale hasta el feminicidio, como es el caso de muchas mujeres en Quintana Roo.

• Que se detengan las notas periodísticas que caigan en la revictimizacion y que los medios y autoridades dejen de utilizar ‘crímenes pasionales’ cuando claramente los feminicidios son crímenes de odio por el simple hecho de ser mujeres. Esto solo abona a que las personas culpabilicen a las víctimas y se normalice la violencia machista.

• Exigimos educación sexual integral, científica y laica para poder disfrutar nuestra sexualidad sin prejuicios y negociar desde jóvenes la igualdad en nuestras relaciones. Dejemos de pensar que la educación sexual integral es algo pornográfico, informémonos al respecto y entendamos los beneficios que trae para todas y todos.

• Se garantice que las mujeres podamos tomar decisiones sobre nuestra vida sexual y reproductiva con libertad, confianza y seguridad, de acuerdo a nuestras vivencias internas y convicciones propias.

• Exigimos que la Alerta de Violencia de Género sea dignificada mediante un abordaje profesional y con acciones efectivas para que las violencias femicidas se erradiquen en nuestro estado.

• Exigimos que todas las dependencias operen con una verdadera perspectiva de género. Que se capaciten de manera profesional y constante sobre temas de género en particular, y de igualdad en general. No basta con incluir la palabra género, mujer o con vestirse de rosa, naranja o violeta para que un programa, o política pública sea incluyente. Y aquí queremos aprovechar para exigirle al Congreso del Estado que usen parte de todos sus recursos y privilegios con que cuentan para capacitarse en temas de género. No es posible que en un estado con alerta de género, los diputados decidan celebrar el día del hombre, que ni siquiera está reconocido por ningún organismo oficial internacional, y a costa del erario, le regalen un día de asueto a algunos de los hombres más privilegiados de Quintana Roo. Exigimos que por respeto y por un poquito de cordura se capaciten ¡YA!
Requerimos tomadores de decisiones educados, y genuinamente sensibles; personal y profesionalmente. Sólo así lograremos acciones verdaderas y aterrizadas a nuestras necesidades para combatir la violencia de género.
Queremos que utilicen el poder que les fue dado por la ciudadanía para transformar Benito Juárez y Quintana Roo.
¡Basta de simulación de las autoridades!

Comenta este artículo

comentarios

Lo más visto

To Top