Derechos Humanos

Las víctimas de Raymundo King

Ex trabajadores del PRI, despedidos de manera injustificada, siguen hasta el momento sin encontrar una fuente de ingresos estable. Don Félix es un ejemplo de esta situación.

El ultimo año ha sido terrible para el capitalino Félix Fernando Paz Davis, quien fue despedido del PRI tras la derrota del tricolor en las elecciones de junio de 2016.

De poco sirvieron los 22 años de servicio al partido que encabeza Raymundo King de la Rosa, lo despidieron de manera injustificada y le otorgaron una liquidación de alrededor de 2 mil pesos, aprovechándose que no sabe leer.

Este adulto mayor, de escasos recursos que se ha mantenido desempleado le sobrevino la muerte de su esposa en marzo pasado, es decir ocho meses despúes de quedarse desempleado.

El partido político al que sirvió por tantos años, le dio la espalda arrojándolo a una depresión, ante la insensibilidad del dirigente estatal, actual diputado de la XV Legislatura.

Ahora atraviesa otra situación difícil para cualquier persona, su nieto de apenas 15 años de edad se encuentra delicado tras una negligente atención medica en la enfermería militar de Chetumal.

Hace menos de dos años, el menor de edad fue internado por 17 días, donde perdió más de 12 kilogramos por una atención inhumana, donde el medico cirujano Javier Gamboa Cadena, decía que el muchacho fingía para no ir a la escuela.

Un segundo especialista, detectó los males del joven en tan solo un día y se atendió el padecimiento de vesícula y apéndice.

A principios de septiembre, el malestar regresó al nieto del señor Félix Fernando Paz Davis, que nuevamente recibió una pésima atención en la enfermería militar.

A pesar de los fuertes dolores de estomago, solo le suministraron pastillas y lo mandaron a su casa. Días después tuvo que ser intervenido por la apendicitis que tenía. La tardía atención provocó que se derramara materia en sus órganos, misma que no fue retirada en su totalidad en la operación realizada en la enfermería militar.

A sabiendas del error cometido, el cirujano que realizó la intervención señaló que no podría intervenirlo nuevamente por tener compromisos fuera de la ciudad, por lo que el menor tuvo que ser trasladado a Mérida para una segunda operación.

El muchacho aun esta recuperándose de las intervenciones quirúrgicas, sin embargo la situación de Don Félix se mantiene como la de al menos otros 40 adultos mayores que fueron arrojados por el PRI al desempleo.

Comenta este artículo

comentarios

Las víctimas de Raymundo King
To Top