La Capital

Basura en Chetumal: un problema capital

En Chetumal, los contenedores de basura lucen repletos. Los camiones recolectores han disminuido su frecuencia de paso, por falta de combustible.

La saturación del relleno sanitario de Chetumal y las pocas unidades recolectoras de basura, están generando problemas de imagen urbana y de salud pública.

Los camiones recolectores tardan hasta 3 días en pasar por sus rutas, debido a la falta de combustile. Foto: Twitter.

La saturación del relleno sanitario de Chetumal y las pocas unidades recolectoras de basura, están generando problemas de imagen urbana y de salud pública.

En la ciudad de Chetumal se generan alrededor de 300 toneladas de basura diariamente, sin embargo las deficiencias en el servicio y la saturación del basurero municipal son un problema ambiental y de salud pública que no han podido resolver autoridades municipales ni estatales.

Toneladas de bolsas de desperdicios se acumulan en grandes montañas que superan los tres metros de altura solo en la entrada del tiradero, además de los desperdicios regados en todo el camino de acceso, son una muestra de la magnitud del problema de la basura en Chetumal.

Los zopilotes, las moscas  proliferan y los fétidos olores afectan constantemente a los propietarios de predios aledaños y a las familias que habitan en el fraccionamiento las Américas III ubicados a escasos 500 metros del basurero municipal.

El inadecuado manejo del basurero representa un alto riesgo de contaminación para el subsuelo y el cuerpo de agua más cercano, que es la Bahía de Chetumal, la cual es Área Natural Protegida.

Mientras el tiradero ubicado al norte de la ciudad, cerca de la comunidad aledaña de Calderitas, está al borde de la inoperatividad, el servicio de recolección de los residuos sólidos enfrenta problemas serios por las pocas unidades que cuenta el gobierno de Othón P. Blanco para esta tarea.

En los últimos dos meses han sido constantes las quejas en diversas colonias que los camiones ya no pasan con la misma frecuencia, al grado que señalan que en ocasiones solo una vez por semana recogen la basura. Esta es una de las fuertes críticas al presidente municipal Eduardo Espinosa Abuxapqui, a escasas semanas de terminar su periodo, pues la ciudadanía considera que a “tirado la toalla” y por ello los servicios y la imagen de la ciudad van en detrimento.

Desde hace tres administraciones municipales, se han buscado empresas para que se encarguen de la operación del basurero y le quiten la carga financiera que representa el servicio  al Ayuntamiento de Othón P. Blanco, no obstante las negociaciones han sido infructuosas y el problema persiste.

La añeja desatención del gobierno municipal de Othón P. Blanco y haber otorgado una concesión leonina a la empresa “INTRASISO” que  nunca invirtió en la construcción de una planta de tratamiento comprometida, y que apenas hasta 2015 se logró la revocación del mismo, es uno de los factores de  este mayúsculo problema de la capital de Quintana Roo.

El contrato de concesión a “INTRASISO” otorgado durante la administración municipal de Andrés Ruiz Morcillo y las modificaciones efectuadas durante el gobierno del ex alcalde Carlos Mario Villanueva Tenorio, son temas que se expondrán próximamente.

Comenta este artículo

comentarios

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lo más visto

To Top